Mas Palou, casas rurales

Una masia tradicional en el corazón del Penedès

La experiencia de pasar unos días en una casa rural con encanto en el Penedès, entre paisajes de viñedo, es única. Casi tanto como zambullirse en una piscina entre olivos y viñedos en una finca rural del siglo XVII.

Os presentamos Cal Joaquim y Cal Lluís, las antiguas masoverías de Mas Palou. Los masoveros, que antiguamente habitaban estas dos casas, eran las personas o familias que ocupaban la vivienda del propietario de la finca a cambio de encargarse de su mantenimiento y de la explotación de las tierras. Transformadas en cálidos alojamientos rurales, son la opción perfecta para pasar unos días de vacaciones, sea en familia, con un grupo de amigos o con la empresa, descubrir la comarca del vino y el cava, relajarse y desconectar. Además, la proximidad a Barcelona y a la costa de Sitges y Vilanova i la Geltrú abre infinitas posibilidades de disfrutar de la cultura, del sol y de la playa. Y evidentemente de visitar la zona del Penedès, donde se encuentran bodegas y cavas de máximo interés.

Conoce la historia de esta casa rural en el Penedès

Situada en el municipio del Pla del Penedès, Mas Palou es una finca rural tradicional muy bien conservada y totalmente rehabilitada. Dentro del recinto de la finca rural, a parte de la antigua bodega y las masoverías, está la capilla de San Jaime de Palou, construida el año 1623, con una nave con esquinas de piedra y un pequeño campanario, considerada Bien Cultural de Interés Local (BCIL).

En 1996 Santi y Adelina, los propietarios de la finca Cerdà de Palou, restauraron una de las antiguas masoverías, Cal Joaquim, con la idea de dar continuidad y preservar el patrimonio familiar.

Al cabo de unos años de abrir Cal Joaquim repitieron la operación con Cal Lluís. Vieron que los clientes estaban muy contentos con la oferta de Mas Palou y que repetían con amigos y la recomendaban, así que quisieron ampliar la propuesta a una segunda casa. Hoy día las dos casas ofrecen una estancia cómoda, relajante y atractiva, en un entorno natural privilegiado, muchas posibilidades de ocio y, por encima de todo, el encanto especial de lo simple y auténtico de una casa rural en el Penedès.